default logo

Vivir Sanamente

El deseo natural del hombre de disfrutar de una vida larga y saludable pasa directamente por el estilo de vida que se practica. Alimentación incorrecta, sedentarismo, abuso de alcohol, cigarro, excesos de todo tipo, etc., son prácticas que afectan la salud y la vida. Todos conocemos eso, pero nos cuesta adaptarnos a estilos de vida sencillos y saludables porque a menudo colisionan con nuestros viejos hábitos implantados en la niñez.

DESDE EL PUNTO  DE VISTA NUTRICIONAL:

Como todo el mundo sabe, nuestro organismo está expuesto constantemente a la potencial invasión de numerosas sustancias patógenas que pueden llevarnos a enfermar: virus, bacterias, hongos, etc. Afortunadamente, el cuerpo humano dispone de un sistema altamente sofisticado que le permite ofrecer resistencia frente a esos agentes extraños: el Sistema Inmune (o Inmunitario). En él se encuentran las defensas específicas, llamadas así porque utilizan células específicas en la defensa    de nuestro  cuerpo ,

Desde   el punto de vista de la Nutrición, el buen estado del sistema inmune es absolutamente decisivo para tener buena salud. La dieta inadecuada es un factor externo que puede afectar a nuestras defensas, sobre todo cuando interaccionan con otros factores como los bruscos cambios de temperatura , el estrés prolongado, la falta de sueño, actitudes y emociones agresivas, consumo de fármacos, etc. A fin de cuentas, es a través de nuestra dieta como obtenemos las sustancias indispensables que necesita el sistema inmune para funcionar correctamente, en  un próximo articulo  les indicare los pasos para llevar una alimentación  balanceada y lo mas importante nutritiva.

DESDE EL PUNTO DE VISTA EMOCIONAL

Uno de los mayores bienes que tiene el ser humano es la salud puesto que la enfermedad pone al ser humano en contacto con su propia fragilidad interior. Más allá de esta cuestión, cada enfermo reacciona de forma totalmente diferente ante su situación. De hecho, el hombre puede añadir más dolor a su tragedia a través de su pensamiento cuando se recrea en su amargura, cuando se da por vencido o cuando se deja llevar por el miedo. Es decir, una de las claves de la superación de cualquier enfermedad es claro está, poder obtener un tratamiento adecuado y eficaz, sin embargo, también lo es la actitud que el afectado adopta ante el dolor.

El pensamiento positivo está basado en la esperanza y en la seguridad de que uno mismo, mediante su modo de hacer frente al presente, puede aliviar su sufrimiento. El pensamiento positivo genera emociones agradables como la paz interior, la tranquilidad, la alegría y la ilusión.

Por el contrario, el pensamiento negativo produce emociones diferentes: ansiedad, estrés, intranquilidad… Emociones que padecidas durante un tiempo prolongado pueden llegar a somatizarse en el organismo por lo que merece la pena aprender a pensar en positivo.

Se trata de un trabajo que implica un hábito pero además, también se trata de un trabajo de superación personal basado en la autoestima.

Las emociones y sentimientos negativos que no se pueden exteriorizar se manifiestan orgánicamente.

Todas nuestras emociones se inscriben al nivel del cuerpo”

Emociones y sentimientos que son escondidos, reprimidos, acaban en enfermedades como: gastritis, úlcera, dolores de espalda, dolor en la columna.

Con el tiempo la represión de los sentimientos degenera aún en cosas peores que  terminanb siendo enfermedades crónicas.

 

La salud es el resultado del equilibrio entre cuerpo y mente

Replicar

*

captcha *